Producción audiovisual: qué es y dónde estudiar esta carrera universitaria en Madrid

Producción audiovisual: qué es y dónde estudiar esta carrera universitaria en Madrid

Te pasas el día buscando los próximos estrenos de cine, escuchando música desconocida solo porque los videoclips son buenísimos y ya no te salen las cuentas para todas esas plataformas de contenido online a las que te quieres suscribir. Y, aún así, ¿sigues teniendo dudas sobre la carrera que quieres estudiar? Te echamos una mano: tienes todo lo necesario para dedicarte a la Producción Audiovisual.

¿Qué es la producción audiovisual?

La producción audiovisual es el proceso que hay detrás de la creación de productos para medios de comunicación, tanto en cine como en televisión. Este proceso abarca distintas áreas: finanzas, logística, recursos técnicos, contratación de servicios, etc.

crear-el-plan-de-produccion

Miembros que se necesitan en un equipo de producción

No conviene confundir el equipo que compone una productora audiovisual con el equipo que compone el departamento de producción de una productora. Las productoras son compañías que engloban distintos servicios bajo el paraguas de la producción audiovisual: equipos de dirección, técnicos, financiero, de comunicación… Dentro de todos los departamentos, encontraremos uno que hace referencia a las actividades exclusivas del proceso de producción (a nivel logístico, burocrático y administrativo), que inevitablemente tendrá relación estrecha con el resto de departamentos, pero que tiene su propio proceso interno y sus propios roles.

Las figuras que componen el departamento de producción variarán en función de la complejidad del proyecto y los recursos disponibles, pero a grandes rasgos son:

  • Productor General: tiene responsabilidad sobre el resto del equipo y se encarga de gestionar el proceso de manera general.
  • Productor Ejecutivo: este rol puede ejercerlo tanto una persona individual como una empresa. Es el encargado de aportar o conseguir el capital necesario para el proyecto. Además, controla el desarrollo del mismo.
  • Productor: es el responsable de la organización técnica y la administración del dinero disponible para el proyecto. Esta persona puede coincidir con el Productor Ejecutivo o el General.
  • Coproductor: opcional. Este puesto está ocupado por una persona o empresa que se asocia en la producción de un proyecto, aunque no aporta el capital o los medios principales para la producción.
  • Productor Asociado: opcional. Es una empresa o persona que aporta capital para la producción pero que no interviene en el desarrollo del proceso.
  • Director de Producción: opcional. Esta figura aparece cuando la envergadura del proyecto es muy grande. Funciona como delegado del Productor Ejecutivo y, en general, suele llevar a cabo la gestión administrativa del proyecto.
  • Jefe de Producción: es el responsable en la etapa de rodaje, y es el encargado de que el proceso se desarrolle de acuerdo con la estrategia marcada: tiempos de producción, presupuesto, localizaciones…
  • Ayudante de Producción: coordina el equipo de producción de manera interna y con el resto de equipos (guion, realización, financiero…) que intervienen en el proceso y trata de resolver las necesidades de cada departamento.
  • Secretario de Producción: se encarga de las labores administrativas y burocráticas del proceso de producción: contrataciones, cesión de derechos de imagen, alquiler de espacios, altas / bajas del equipo…
  • Auxiliar de Producción: se encargan de atender las necesidades que surgen durante el proceso de producción, sobre el campo de rodaje. Normalmente se encargan de atender urgencias que necesitan una respuesta rápida, proactiva y creativa, durante el tiempo que dura el rodaje.

La planificación estratégica que debe tener una producción

Una producción audiovisual requiere un planteamiento estratégico basado en conocimientos de control de recursos, negociación y gestión del equipo humano. Son muchos los factores que intervienen en el proceso, mientras que los recursos y el tiempo son limitados, por lo que es muy importante definir un plan de trabajo eficiente que ayude al correcto desarrollo del proyecto de producción y rodaje. Para ello, debemos contestar algunas preguntas: ¿qué vamos a grabar? ¿quién estará presente? ¿cuándo y cómo se realizará?

Podemos dividir este proceso en tres fases:

  • Pre-producción (planificación): esta fase marcará el correcto desarrollo de todas las demás. Va desde el momento en el que surge la idea hasta el comienzo de la grabación. En esta fase necesitaremos realizar los presupuestos, la contratación de equipo o actores, búsqueda de localizaciones, y muchos otros procesos que debemos llevar a cabo antes de comenzar a rodar. Un día de rodaje suele ser bastante caro; hay un gran equipo humano involucrado y el paso del tiempo supone inversión de dinero, por lo que conviene tener todas las variables controladas para minimizar el riesgo de que surjan contratiempos durante el rodaje.
  • Producción (realización audiovisual): se inicia en el momento en el que comienza la grabación. En esta fase se llevan a cabo los presupuestos que se realizaron durante la pre-producción. Si la fase previa no se ha llevado a cabo correctamente, en la fase de producción tendremos muchas probabilidades de error y desperdiciaremos tiempo y recursos (no olvidemos que el tiempo es uno de los recursos más valiosos en la producción audiovisual). Aquí, todos los equipos técnicos y artísticos se ponen en marcha.
  • Post-producción (montaje y edición): comienza en el momento en el que termina la grabación. En esta fase, los equipos de montaje y edición se ponen en marcha, con la ayuda del Director y el Realizador, seleccionando las mejores escenas, montando y editando los materiales y añadiendo efectos de sonido y corrección de imágenes para conseguir el resultado que se planteó en la fase de pre-producción.

estudiar-produccion-audiovisual-madrid

¿Por qué estudiar producción audiovisual?

El área de producción audiovisual abarca desde el ámbito público, con creación de contenido audiovisual para órganos gubernamentales, cadenas y medios públicos y generación de productos audiovisuales estatales, hasta el ámbito privado, donde existe una vasta lista de productoras audiovisuales que dedican su actividad, a su vez, a numerosas áreas de trabajo (información, entretenimiento, contenido promocional…).

Aunque la Carrera de Producción Audiovisual es relativamente reciente, en lo que a la impartición de estudios teóricos se refiere, lo cierto es que esta profesión lleva existiendo más de un siglo, y las personas que lo han llevado a cabo han adquirido las cualidades necesarias a través de su propia experiencia, en base al ensayo/error. Esta forma de adquirir los conocimientos es totalmente legítima, pero cada vez resulta más necesario formarse a nivel académico en esta área. ¿Por qué? Porque este campo es cada vez más complejo.

Como hemos comentado, es necesario tener conocimientos de negociación, gestión de recursos humanos, logística y planificación estratégica. Además, necesitamos tener ciertos conocimientos de realización audiovisual para llevar a cabo correctamente nuestro trabajo y ser capaces de satisfacer las necesidades básicas del equipo técnico de manera autónoma, aunque en ocasiones se trabaje muy cerca del personal técnico de la producción.

Además, dependiendo del sector, la producción tendrá sus particularidades. Especialmente a nivel de narrativa y comunicación audiovisual los proyectos distan mucho de un área a otra. Los medios audiovisuales tienen su propio lenguaje y sus códigos propios, en función del target y el objetivo que persigan.

El proceso de pre producción de un largometraje no será el mismo que llevaremos a cabo para un programa de emisión en directo. Los recursos, el tiempo y el presupuesto serán distintos en cada caso, por lo que conviene que el equipo involucrado en el proceso sea especialista en el área en el que está desarrollando su trabajo.

rodaje-audiovisual-madrid

¿Qué se estudia en la carrera de producción audiovisual?

Es frecuente confundir las carreras de Producción y Comunicación Audiovisual, ya que parte de su contenido es común. El grado en Comunicación Audiovisual lleva muchos años implantado en las universidades y escuelas privadas. Si bien es cierto que las asignaturas de Comunicación Audiovisual abarca a grandes rasgos y, en ocasiones, la producción audiovisual, debemos saber que no termina de compararse con el plan de estudios de la carrera de producción audiovisual, sino que da pinceladas sobre ciertos conocimientos genéricos que debemos conocer.

Sin embargo, al terminar la carrera de Comunicación Audiovisual, el sentimiento común es que es necesaria una especialización posterior en el ámbito en el que quieras desarrollar tu carrera profesional. Por ello, es altamente recomendable, en el caso de tener claro el trabajo que queremos desarrollar, que apuntemos directamente a nuestro objetivo. Si queremos trabajar como productores audiovisuales, tenemos que estudiar la carrera de producción audiovisual. Puede parecer lógico, pero las numerosas opciones que barajamos cuando decidimos a qué queremos dedicar nuestro futuro pueden nublar nuestras intenciones y llevarnos a tomar decisiones que, aunque no son erróneas, tampoco son las óptimas para alcanzar el objetivo profesional que queremos cumplir.

La oferta académica de Comunicación Audiovisual en España es inmensa. Aunque la mayor parte de estos programas se imparten en universidades de Madrid y Barcelona, muchas otras universidades de España (cada vez más) están añadiendo este grado a su oferta.

Encontrar un programa especializado en Producción Audiovisual, sin haber pasado previamente por estudios universitarios de comunicación (Periodismo, Publicidad, Comunicación Audiovisual, etc) no resulta tan sencillo, aunque por supuesto no es imposible. Solo hay que afinar un poco la búsqueda.

Como hablábamos en el apartado anterior: un buen plan de pre-producción facilitará el trabajo en las fases posteriores de producción y evitará muchos contratiempos. Así que, ¿por qué no empezamos a aplicar este método desde el principio? Invirtamos tiempo en la planificación y la toma de decisiones de nuestros estudios, y podremos evitar muchas situaciones que surgen de la toma de decisiones precipitada.

¿Cuánto dura la carrera de producción audiovisual?

Actualmente, la Producción Audiovisual no es una opción académica avalada por las universidades, sino que podemos encontrarla como una especialización de la carrera de Comunicación Audiovisual, como hemos hablado anteriormente. La duración del grado de CAV se ajusta al tiempo promedio de los demás grados: cuatro años.

Existe la posibilidad de combinar estos estudios con otros grados, convalidando ciertas asignaturas comunes y, siendo sinceros, ahondado un poco menos en el contenido de cada uno de los grados. De esta manera, puedes obtener una titulación doble de, por ejemplo, CAV y Publicidad en cuestión de cinco años. El único problema de esto es que si quieres dedicarte a un sector concreto, deberás invertir uno o dos años más en cursar un máster de especialización. En total, habremos invertido de seis a siete años de nuestra vida (y la inversión económica que supone la universidad y el centro de estudios de máster) hasta salir preparados al mercado laboral.

Esta situación se aplica únicamente a los grados oficiales avalados por el Estado de España en cuanto a formación se refiere. Sin embargo, aunque es el plan de estudios convencional y uno de los más extendidos durante muchos años en España, no es la única opción de formación que existe.

Tenemos la opción de acceder a programas de Formación Profesional de Producción Audiovisual. La duración de estos programas gira en torno a dos años y se centran en los aspectos básicos que debemos controlar para comenzar a trabajar en esta área. La metodología es mucho más práctica y técnica que en el caso de los grados y se reduce el tiempo de estudio.

A nivel europeo, encontramos los programas internacionales Bachelor. Esta opción formativa, mucho menos generalista que la formación en grados, nos da la opción de acceder a una formación específica, concreta, más ágil y, por norma general, mucho más práctica, que las opciones que hemos comentado hasta ahora. Estos programas, que duran de tres a cuatro años, se imparten especialmente en escuelas privadas de distintos ámbitos. Tienen más reconocimiento a nivel laboral que los programas de FP, sencillamente porque la formación es más extensa y porque, además, cuentan con valor añadido: tienen carácter internacional, y generalmente se anima a los estudiantes a realizar movilidades de un centro a otro, lo cual aporta un plus al perfil del estudiante.

Por tanto, la duración de la carrera de Producción Audiovisual dependerá de ti y de los pasos que tomes para completar tu formación. Cada persona requiere unos pasos concretos y unos tiempos propios para tomar una decisión y sentirse verdaderamente preparado para salir al mercado laboral. Ninguna opción es correcta o incorrecta. Simplemente tienes que pensar en qué proceso será el mejor para ti.

salidas-profesionales-produccion-audiovisual

Salidas profesionales de la carrera producción audiovisual

Podríamos afirmar que la profesión de los productores audiovisuales tuvo su auge hace unos años, con la inmensa apertura digital a nuevos canales, medios y plataformas. Actualmente, la producción audiovisual es necesaria en cualquier ámbito, ya sea en Publicidad, Economía, Derecho o incluso Medicina. Todas las compañías tienen la necesidad de comunicarse con sus clientes, y debido a las infinitas posibilidades que encontramos, las compañías se ven en la obligación de generar contenido de valor, creando vídeos profesionales, para los usuarios a los que dirige su mensaje.

La diferencia es que algunas compañías internalizan este servicio, y generan departamentos de Producción o Comunicación internos, y otras compañías externalizan estos servicios y los encargan a productoras especializadas en el área en cuestión. Por tanto, a grandes rasgos, tienes dos opciones: trabajar en el departamento de comunicación de una compañía o trabajar en una productora.

Ahora bien, si decides trabajar en una productora, has de saber que las opciones laborales se multiplican. ¿Quieres trabajar en una productora de publicidad o de cine? ¿Quieres trabajar con imagen o con audio? ¿Prefieres formar parte de los procesos de pre-producción de oficina o prefieres estar en campo de rodaje para ir salvando las urgencias? Las opciones laborales son infinitas.

Existen productoras de vídeos promocionales, productoras de localización de cine y series (doblaje y localización gráfica), productoras de programas de televisión; privadas y públicas, convencionales e independientes. Solo observando la lista de productoras audiovisuales en Madrid podemos hacernos una idea de la cantidad de salidas laborales que tiene esta profesión. Así que, sin miedo: Producción Audiovisual tiene salidas, y tiene muchas.

Lo idóneo es encontrar un centro que aúne el conocimiento práctico, la formación intensiva y el reconocimiento internacional. A través de nuestro programa Bachelor en Media Production en colaboración con Solent University, estarás preparado para salir al mercado laboral y llevar a cabo cualquier proyecto que te propongas. Con este programa de tres años, te convertirás en un profesional de la Creatividad y la Producción Audiovisual, tutelado por los mejores profesionales en activo y formado por dos de las escuelas con mayor prestigio internacional: Miami Ad School y Solent University.

Si aún tienes preguntas sobre la carrera de producción audiovisual y dónde estudiarla, no dudes en dejarnos un comentario o en contactar con nosotros a través del email hola@miamiadschool.com. Estaremos encantados de resolver tus dudas y de ayudarte a tomar la mejor decisión para tu futuro profesional.

No hay comentarios

Escribe un comentario